jueves, 19 de febrero de 2009

Ex-manager de Britney Spears acepta sus cargos


Sam Lutfi, quién se encuentra ahora bajo una orden de restricción impuesta por los padres de Britney Spears, lo dice todo en la última edición de Us Weekly, el ex-manager y confidente de Spears habla sobre su trastorno bipolar, la forma en que él la medicaba, lo que ocurrió la noche en que fue hospitalizada, y cómo reaccionaron sus padres.

"En los episodios depresivos, es puro llanto", dice Lutfi. "Pero en el episodio maníaco, hay poco llanto, simpatía o compasión. Ella se convierte en otra persona, en alguien que simplemente no se preocupa por nadie ni nada".

"El acento británico es parte de la manía", añade. "Ella lo usa porque se siente cómoda con él... pero tu sabes, cuando viene la peluca rosa, la cosa se está poniendo mal".

Lutfi dice que cuando Spears fué ingresada involuntariamente al tratamiento en UCLA Medical Center el 31 de enero, su mamá, Lynne Spears, llegó y trató de quitar a su hija de su camino. "Bueno, él es mejor familia de lo que ustedes nunca han sido", Britney respondió, según Osama.

Además asegura que le dio "un puñado de pastillas" antes de que sus padres llegaran. "Le dije que estas pastillas eran maravillosas, píldoras milagrosas", y Britney estaba deacuerdo porque creía que esas "pastillas" la ayudaban para el sueño, Sam recuerda.

(En la orden de restricción contra Lutfi presentada ayer, los padres de la estrella del pop lo acusan de drogar a su hija y de abusar verbalmente de ella. Jamie Spears, que ha sido nombrado como su tutor, "está haciendo lo que tiene que hacer para salvarla").

Spears es uno de los casi seis millones de estadounidenses adultos que sufren de trastorno bipolar, una enfermedad mental que consiste en cambios extremos en el estado de ánimo, pensamiento, energía y patrones de conducta. Lutfi de 33 años, dice sólo él, Britney y su psiquiatra saben lo que ha sucedido a causa de su trastorno bipolar, "desde hace aproximadamente cinco años".

Cuando la ambulancia llegó para llevarse a Britney, "ella estaba muy tranquila", después le hablé y ella me escribió una nota con un gran corazón que decía: 'Te amo, Sam... esta gente va a venir? y puso un círculo (sí o no), "¡OMG eso fue chistoso y la cosa más linda", entonces le puse "Si" y se lo dí de vuelta a ella y se me quedó mirando así como, 'Oh, aquí vamos otra vez', dice Osama.

Los abogados están luchando en nombre de Britney para quitarle la tutela a Jamie. Teniendo su padre el control de su estado y/o decisiones médicas es el peor de los casos para ella, deacuerdo con sus "fuentes".

La última edición de Us Weekly ya se encuentra a la venta. Y Sam Lutfi sigue libre...

fuente: hb

No hay comentarios:

Archivo del blog